VIVENCIAS Y COMENTARIOS

Vivencias y comentarios de las personas que pasaron por el taller de "Expresión corporal como medio de integración".

* Trabajo con este colectivo, haciendo danza, expresión.., y soy yo el que propone y dispone…je! En este taller, el hecho de estar integrado en un grupo con personas con diferentes capacidades me ha hecho ponerme en el lugar de ellos, estar en su momento, en su energía, como uno más y no como el que guía la actividad.

Me ha agradado el hecho de estar y participar con “mis capacidades” junto con las de los demás y no haber de estar pendiente de que ellos “funcionen” o participen. He sentido que el trabajo era muy personal y me ha gustado.

También me ha gustado mucho el echo de no tener que enseñarles sino que de dejarse respetando el momento de cada uno. Erika eso lo has transmitido muy bien, me ha gustado!!
Si he sentido la curiosidad de ellos hacia mi y la mía hacia ellos, querríamos saber un poco más de quienes somos?

Me ha ido muy bien participar de las sesiones, y sentir que no es necesario mostrar para que los demás vean lo mucho que se puede o podemos hacer, aunque se juzgue por ello. Es una lástima que siempre que vamos a ver algo solo nos fijamos en lo que se ve por fuera… y lo que pasa dentro? Menos mal que hay cada vez más gente que se lo pregunto y que lo siente.

Participante


* Para mi es un espacio de aire en el que puedo abrirme a mi misma y al resto del grupo, compartirme con los demás siendo yo misma. Compartir con los chicos en un espacio diferente al hogar.

He ido cogiendo más soltura con cada encuentro y confianza en ir mostrando lo que tenía dentro… Quiero agradecer todo lo sentido, me ha encantado compartir este espacio, momentos y todos los sentimientos que se han movido en mi interior.

Gracias Erica y gracias al grupo!

 Educadora Participante.





* Esta vivencia me ha aportado sobre todo descubrir otra faceta de los chicos en un entorno distinto. Para mí ha sido principalmente un lugar donde romper con la rutina diaria y sacar vergüenzas.

Educadora. Participante.





* Renacer cada vez, reencontrar un ser que se desconoce y se reconoce. La posibilidad de compartir con personas que suelen vivir segregadas. La primera clase comentaste que cada uno participaba como podía y desde donde podía, eso me ayudó a no forzarme, ni exigir de mí por tener que cumplir un  papel o función…

Participante.





* Fue una vivencia llena de vida, real, honesta, de verdad… como es la vida, a full, sin mentiras. Yo suelo bailar y a veces se me olvida el por que me gusta bailar: el ego, la técnica, los miedos, las exigencias hacia uno mismo, hacen que a veces se me olvide el sentir de la danza y el movimiento. Gracias a este grupo porque cada semana me lo hacían recordar. Gracias por recordarme la sencillez de la profundidad del sentir, de la danza, de la vida.

De alguna manera comencé a no exigirme tanto, a dejarme fluir sin ninguna expectativa.

A través de la danza establecí lazos emocionales con algunos participantes del grupo. Es como magia cuando aparece ese momento de comunicación no verbal, es como la unión de dos mundos interiores creando un tercero. La magia de la unidad, sensibilidad, emoción. Los sentidos a flor de piel.

Participante





* Este taller me ha aportado una liberación personal de cargas negativas y un afecto y amor hacia otras personas, comunicándome a través de la danza, sin necesidad de hablar, solamente dejar que los sentimientos fluyen. Me ha gustado todo y relacionarme a través de la expresión de mi cuerpo.

Participante





* Me ha aportado un lugar, un espacio y un momento para hacer, para mover, para ver, mirar, descubrir y redescubrir…

He notado cambios en mí en relación con el grupo. El más significativo fue el cambio de perspectiva, el lugar “desde mí”. También he ido notando pequeños cambios en el grupo. Al iniciar todos teníamos un movimiento más modosito, menos liberado, quizás algo de vergüenza, pero poco a poco creo que cada uno ha ido encontrando algo de movimiento suyo, algo suyo, para probarlo, intentarlo, descubrirlo…

Participante





* Me ha aportado meditación, tranquilidad, tiempo para uno mismo y estar menos cohibida.

Y me ha agradado interactuar con los demás a la vez que exploraba en mí misma. También he observado otras formas de expresión  en los chicos que no habíamos visto en el día a día en el piso.

Educadora Participante.





* Me concentro más en mí mismo  cada vez. He logrado perder más la vergüenza y poco a poco dejarme llevar y me ha gustado sobretodo la experiencia con el grupo, encontrar otras formas y espacios de estar con los chicos del piso.

Educadora Participante.





* Me gusta la idea de danzar juntos y de dejarme llevar con la música y entendernos así… la comunicación a través del movimiento y la mirada. Creo que cada vez nos abrimos más a los otros, al baile y lo disfrutamos.

Participante.





* Ha sido muy agradable conocer a los chicos en este contexto, me ha ayudado a acercarme a ellos. También me ha aportado bienestar, relajación y desconexión, salir de la rutina y liberarme. Me ha sorprendido mucho la respuesta de lso chicos del piso ante esta actividad, indudablemente es beneficioso para ellos.

Educadora Participante.





*Consigo escucharme más y me ha ayudado mucho a liberarme de tensiones. Me ha gustado saber adaptarme a otras personas, a perder un poco los miedos, a expresarme como me siento. Compartir con otras personas diferentes, comunicarte de otra manera, a través de la mirada o de un abrazo. Para mí ha sido muy especial poder vivir esta experiencia, sentir la confianza y la comunicación con el grupo. Gracias!

Participante.



DANZATERAPIA INCLUSIVA

Aquí os dejo el testimonio de César, uno de los participantes que acompañaba a Marta, una mujer invidente.
 
"En el transcurso de las sesiones de la danza terapéutica, tanto Marta como yo (César) hemos experimentado distintos cambios en los siguientes aspectos:
Marta ha ido evolucionando poco a poco en relación a la confianza que el grupo le da, cada sesión estaba mas suelta en cuanto a movimientos corporales y desplazamientos en el espacio que ocupamos. En las primeras sesiones se tenia que estar mas pendiente de hacer soporte verbal para que participara mejor del taller, pero cada vez necesito menos, de tal manera que solo con las indicaciones de la profesora (Erica) ella misma realizó los movimientos que se pedian. Tambien se le nota mas feliz y relajada el fin de semana, ya que es una actividad que le encanta y le hace olvidar la rutina y las prisas de cada dia anterior.
En cuanto a lo personal (César) es una actividad que me ayuda muchisimo a olvidar un poco las prisas que llevamos al trabajar entre semana, ademas que me facilita herramientas para conectar con mi cuerpo y de esta manera poder interactuar mejor con otras personas. Creo que he recordado mediante las sesiones que es importante el estar conectado primero a nuestro cuerpo y mente.
En cuanto al grupo de usuarios, como es lógico, en el transcurso de las sesiones habia mas interacciones, a cada semana que pasaba eran mejor.
Tambien es importante resaltar que es un espacio en el cual tenemos la oportunidad de tener un contacto mas individual con nuestros usuarios, ya que en el piso es practicamente imposible y no disponemos del tiempo adecuado para dedicarlo exclusivamente para ella.
En este preciso momento no se me ocurren mas cosas para describir lo positiva que es el la Danzaterapia, pero al final de las sesiones siempre comentamos muchisimas cosas mas.
Gracias Erica por facilitarnos herramientas muy útiles para nuestro trabajo, ojalá nos pudieras seguir ayudando a nosotros, y si no es asi espeeo que puedas ayudar a otras muchas personas."
 
César López.
Educador